sábado, 7 de junio de 2014

♥Primer Novela del Blog: Solo Dime-Moi

¡Hola!
Se que jamas había subido una novela mía a el blog,
pero he recibido muchos pedidos y eso...
así que acá va una...
Sinopsis:
¿Qué pasa cuando ser invisible no es una ventaja?
¿Y si en verdad quisieras que la gente de tu alrededor te note como lo hacía antes?
¿Y si solo quieres una muestra de cariño y darías lo que fuera por tenerla?

Hacía meses del accidente, y aun no lo he superado, ni tampoco lo haré.

Prologo:
El parque estaba soleado, los niños corrían y se columpiaban en las hamacas, era una vista preciosa para fotografiar, pero me había quedado sin rollo, toda una pena. Mama, columpiaba a Ben en una hamaca para bebe; el sol resplandecía en su brillante cabellera rubia, la larga melena la hacía parecer más joven de lo que era. El pequeño Ben reía feliz, por ese minúsculo instante creí que habían cambiado a mi pequeño hermanito llorón, por uno feliz que hacia muecas y sonreía sin límite, pero luego haría eso, cuando quisiéramos volver a la casa.
Me recosté en la hierba suave, contemple un cielo azul con cometas rojas, como en las pinturas. Los arboles del alrededor bordeaban el panorama, lo que daba la impresión de estar encuadrado, le tome una foto mental, sería un momento para recordar. Luego de meses de días oscuros y lluviosos para el alma, un día de sol como los de antes me recordaba que aun en tiempos de guerra la vida aun te puede sonreír. Luego de la muerte de papa, mama había tardado semanas en recuperarse, pero lo hizo por Ben y por mí. Cuando papa murió, Ben solo tenía cuatro meses, ahora ya tiene un año y un mes, pero sabemos que él lo extraña tanto como nosotras...
­-¡Vamos Naomi!-la aguda voz de mi mama llamo desde la otra punta del parque, me senté en la hierba para verla hacer gestos de impaciencia.
Me pare y camine hacia ella, odiaba correr, si me gustara correr seria parte del equipo de atletismo del instituto, no una porrista, pero la mejor porrista, la capitana del equipo. *Ya deja de alardear* Mi conciencia siempre gritaba cosas como esas, odiaba tener un cerebro brillante en cuerpo de rubia oxigenada y hueca.
-Cariño deja de soñar despierta-mama me sonreía tiernamente, según ella yo era muy parecida a mi padre, un despistado total. Caminamos al auto, un Dodge Challenger del setenta, en color naranja, ¡una preciosura! Aun en esos años, hacia unos quince años que el modelo circulaba por las calles, pero aun así seguía siendo costoso.
Vivíamos en North Beach, San Francisco, California. Una ciudad preciosa, el Pioneer Park nos quedaba a solo unos quince minutos en auto, nada lejos. Con el auto en marcha hacia casa, mama y yo charlábamos, mientras Ben dormía una siestecita en la parte trasera, en su asiento de bebe.

Un gran bullicio de bocinas se hizo presente en el ambiente, luego unos faros descontrolados se dirigían directo al Challenger. Los gritos desesperados de mama despertaron a Ben quien comenzó a llorar, una luz cegadora justo en frente, un fuerte impacto, un estruendo horrible y luego, nada. 

¿Que les parece?
A decir verdad, las sinopsis nunca me salen, asi que no se preocupen si no es nada que ver con lo que escribo :p
Se que por hay no es entretenido, pero bueno, yo escribo para mi, y como ustedes los quieren en mi blog, aquí tienen un pequeño fragmento de lo que hago :D

No hay comentarios.:

Publicar un comentario